Sinopsis

La mayor parte de las personas que entrenan sus ojos para reducir la miopía o el astigmatismo consiguen mejorar la vista hasta encontrarse con una barrera. Esta barrera es la visión nocturna. Si también a ti te ha sucedido esto es porque si bien has entrenado los músculos extrínsecos no has eliminado la contracción del nervio óptico que es el responsable de la miopía en la mayor parte de las personas.

Este libro propone los entrenamientos que obligan a los ojos a estirar el nervio óptico y de consecuencia a modificar la forma del globo ocular eliminando completamente esa parte de miopía que es la crea la dificultad de ver correctamente en la obscuridad.

Para conseguirlo es suficiente entrenar durante 15 minutos a lo largo del día. Con los entrenamientos "Soldier" se elimina la tensión del nervio óptico actuando desde los músculos cervicales, con el entrenamiento Lower se auemnta la flexibilidad ocular, trabajando con los extrínsecos.