Sinopsis

Había una vez un soldadito hecho de plomo. Cuando los adultos lo hicieron, no tuvieron suficiente metal para sus dos piernas, así que solo tenía una. Estaba una vez parado en la habitación del niño que era su dueño y vio a una pequeña bailarina, parada en una pierna. El soldadito se enamoró de inmediato de ella, ya que era igual a él, pero había un juguete malvado que no los quería ver juntos...